Latest Entries »

IMG_9937a copyright

IMG_9963b copyright

IMG_9970a copyright

IMG_9331a copyright

Me habían hablado de él y de su impresionante tamaño. En cada ocasión que lo busqué, era como un fantasma que, a pesar de su impresionante tamaño, sólo dejaba sus huellas como evidencia de su presencia. Encontraba a otros, igualmente hermosos, pero de él, apenas tuve la suerte de encontrarlo ayer. Justo al atardecer, cuando la luz comienza a enrojecer, en uno de mis paseos en las inmediaciones de casa buscando aves lo vi descansando en la orilla del ojo de agua que está a un lado de nuestra casa. Rodeé la lagunita y pude encontrar un buen ángulo para fotografiarlo. Desconfiado se echó al agua en un rápido movimiento, subiendo mi adrenalina, a pesar que con el telefoto que llevo podía mantener una distancia prudente de él. Ya en el agua, me acerqué a la orilla. Alardeó un poco en el agua y se acercó un poco, mostrando la cabeza y la cola a la vez, presumiendo sus cerca de 3 metros de longitud, hasta que tras mirarme fijamente y de frente, desapareció. Entonces, eché a correr, rompiendo todo el glamour fotográfico que llevaba hasta el momento, pues su “invisibilidad” y su sigilo son su mejor arma  Tomado en la Laguna del Quelele, Nayarit, México.

 

 

IMG_0264b copyright

IMG_0660b copyright

IMG_2074b copyright

DSCF0152a copyright

IMG_0015b copyright

 

¿Cuál es el propósito de los mosquitos en el mundo? ¿Se pueden erradicar?

Si eres uno de los que sufren con sus picaduras, entonces, ¡tienes que leer el artículo completo!

http://relatosdelanaturaleza.org/2014/09/18/los-terribles-mosquitos-la-pesadilla-del-verano-y-de-todo-el-ano/

Hay poco qué decir cuando se trata de tortugas marinas… ¡¡Y sobre todo cuando hay fotografías!!

Tortuga Golfina (Lepidochelys Olivacea), en temporada de anidación (Puerto Vallarta, México)

pa310188b-copyright.jpg

p9030223a-copyright.jpg

p8030107a-copyright.jpg

IMG_0649a copyright

p7070599a-copyright.jpg

p7150036b-copyright.jpg

IMG_5906b copyright

P1050261a copyright

p9110071a-copyright.jpg

IMG_5177c copyright

103_0342b copyright

El conejo de la luna

IMG_0924Ra copyright

 

Desde pequeños, todos quienes nos dejamos llevar por los cuentos, la fantasía o la imaginación,cuando miramos hacia el cielo y observamos la luna, no podemos evitar ver en ella a un conejito. Recuperando por un momento esa fantasía infantil, me dejo llevar por las historias, leyendas y cuentos que narran cómo llegó éste conejito a nuestro gran satélite natural…

 

Un cuento popular mexicano:

Quetzalcóatl, el dios grande y bueno, se fue a viajar una vez por el mundo en figura de hombre.

Como había caminado todo un día, a la caída de la tarde se sintió fatigado y con hambre.

Pero todavía siguió caminando, caminando, hasta que las estrellas comenzaron a brillar y la luna se asomó a la ventana de los cielos.

Entonces se sentó a la orilla del camino, y estaba allí descansando, cuando vio a un conejito que había salido a cenar.

-¿Qué estás comiendo?, – le preguntó.

-Estoy comiendo zacate. ¿Quieres un poco?

-Gracias, pero yo no como zacate.

-¿Qué vas a hacer entonces?

-Morirme tal vez de hambre y de sed.

El conejito se acercó a Quetzalcóatl y le dijo:

-Mira, yo no soy más que un conejito, pero si tienes hambre, cómeme, estoy aquí.

Entonces Quetzalcóatl acarició al conejito y le dijo:

-Tú no serás más que un conejito, pero todo el mundo, para siempre, se ha de acordar de ti.

Y lo levantó alto, muy alto, hasta la luna, donde quedó estampada la figura del conejo.

Después el dios lo bajó a la tierra y le dijo:

-Ahí tienes tu retrato en luz, para todos los hombres y para todos los tiempos.

 

IMG_3183b copyright

Un cuento popular asiático:

Hace mucho tiempo había un precioso bosque. El más bonito que nunca había existido. Había árboles de todos los tamaños y formas, cargados de frutas. Las flores eran de todos los colores que se puedan imaginar y desprendían dulces olores. Los animales vivían felizmente en aquel bosque desde hacia miles de años.

Entre todos los animales, cuatro se hicieron muy amigos: el mono, la nutria, el elefantito y el conejo. Todos ellos querían mucho al conejo, que era, además, el animal más querido por todos los animales del bosque. Y os preguntaréis porque le querían tanto. Porque era un ser muy especial: sabio, generoso, valiente y sincero. Pero lo más importante de todo es que tenía un corazón de oro. 

A los animales del bosque les gustaba escuchar las historias que explicaba el conejo. Se sentaban a su alrededor y se quedaban boquiabiertos escuchando cómo el conejo les contaba cosas acerca del poder de las plantas y las flores para curar y del poder del amor para transformar. También les hablaba de las lejanas estrellas, de los planetas y de la energía y la magia. Todos los animales acudían a escucharlo, incluso los más fieros como el tigre y el cocodrilo.

La amabilidad del conejo brillaba desde su interior como la luz de la luna. Todos los que se acercaban a él se sentían inspirados. Así, sus tres amigos, el mono, la nutria y el elefantito empezaron a cambiar sus defectos.

El mono, a quién siempre le había gustado hacer bromas y molestar a todos, se volvió más considerado y ayudaba a todos los animales. La nutria, que siempre había sido muy tragona y egoísta con la comida, ya que se guardaba todo el pescado para ella, empezó a repartirlo y a ayudar a los demás. El elefante, que siempre había sido muy reservado y nunca decía a los otros animales donde estaban los manantiales, empezó a compartir lo que sabía y a ayudar a los demás. Y el conejo se volvió todavía más amable y el brillo de esa bondad y amabilidad de su corazón fue incluso más intenso que antes. Y un día el conejo tuvo una idea y llamó a sus cuatro amigos:

- Como nosotros tenemos mucha comida y agua, y mucho amor y amistad, podríamos ofrecer nuestros alimentos y nuestros sentimientos al resto del mundo, a los pobres y a los niños hambrientos.

Y mientras el conejo bondadoso decía esto, pasó por allí el espíritu celestial y escuchó lo que estaba diciendo. Se quedó tan sorprendido de la bondad del conejo, que decidió seguir muy atento a todo lo que ocurriera a partir de aquel momento. El conejo continuó:

- Mirad la luna, amigos. Esta noche está resplandeciente y con su luz transforma la oscuridad en brillo. Nosotros podríamos hacer lo mismo con nuestro amor. Podríamos transformar la tristeza y los problemas en alegría.
Y acordaron llevar la felicidad a todos los que entraran al día siguiente en el bosque. 

Aquella noche, los cuatro animales planearon lo que cada uno iba a hacer para mejorar el mundo. La nutria prometió ir a pescar y regalar todos los peces. El mono prometió regalar todos los mangos que encontrara. El elefante prometió encontrar un nuevo manantial y regalar toda el agua que pudiera coger. Todos durmieron felices esa noche. Todos menos el conejo, que aún no había encontrado nada que pudiera ofrecer. Su único alimento era la hierba, que no gustaba a casi nada. No tenía nada que ofrecer. Pensó y pensó, mirando la luna llena y cuando ya estaba a punto de dormirse sin haber encontrado nada, tuvo una idea. Recordó que a los humanos les gustaba comer conejo. Entonces prometió que se regalaría a sí mismo. Y se durmió tranquilo y feliz. 

El ser celestial, que había estado escuchando todo oyó la promesa del conejo. Era increíble que un simple conejo fuera tan bueno y desinteresado. Entonces decidió ponerlo a prueba. Quería comprobar si el conejo había hecho en serio esa promesa.
Al día siguiente, el ser celestial bajó a la tierra disfrazado de mendigo y llamó a los animales del bosque:

- Ayudadme por favor, me he perdido y tengo hambre y sed

Todos los animales acudieron corriendo hacia el mendigo

- Nosotros te ayudaremos – le dijeron. Te daremos comida y agua y te ayudaremos a encontrar el camino de vuelta a casa.

El mono saltó a un árbol y bajó con unos cuantos mangos y se los ofreció al mendigo. La nutria se metió en el río, pescó varios peces y también se los ofreció al mendigo. El elefante corrió hacia un manantial que había descubierto, sorbió con su trompa toda el agua que pedo y se la ofreció al mendigo. Entonces el conejo se acercó y dijo muy seguro:

- Haz un fuego y yo saltaré dentro de él para que puedas comer mi carne

El gran espíritu estaba sorprendido de la valentía del pequeño conejo. Chasqueó los dedos y dijo algo e inmediatamente surgió un fuego. Entonces, el conejo, sin pensárselo dos veces, saltó sobre el fuego, pero no se quemó, porque en aquel momento el ser celestial lo cogió en la palma de su mano. Entonces le dijo:

- Tu amor y tu valentía superan todo lo que he visto en esta tierra. Todo el mundo debería conocer tu acto desinteresado. Te voy a colocar en la luna para que todos cuando te vean, te recuerden y aprendan de ti. Aparecerás en cada luna llena y tu amor brillará en la luz de la luna. 

Y con estas palabras, elevó al conejo hacia el cielo y lo colocó en la luna. Todavía hoy se puede ver su silueta en las noches de luna llena. Así que, la próxima vez que haya luna llena, salid a mirar el cielo y veréis un conejo en la luna y recordad que, igual que le ocurrió al conejo, si regaláis algo precioso podéis recibir a cambio algo muy especial.

IMG_0324b copyright

 

En México se le conoce como “Zapatero”, y en inglés como “Common Water Strider” (Aquarius remigis). Este curioso insecto gusta de vivir en charcas o cuerpos de agua estancados, y hace un fantástico uso de la física (la tensión superficial) para “patinar” por encima del agua, lo que le ha dado el acertado apodo de “insecto patinador”. Es un pariente de las chinches, y tiene un órgano bucal especializado para literalmente “chupar” a sus víctimas. Sus patas delanteras son muy cortas, diseñadas para atrapar a sus presas, generalmente insectos que accidentalmente “caen” al agua. Sus patas medias y traseras están alargadas y extendidas hacia los extremos, recubiertas de pequeñísimos pelos o vellosidades que repelen el agua, lo que le permite al insecto descansar y desplazarse sin romper la superficie. Estos curiosos animalitos no pueden vivir en aguas contaminadas, ya que los detergentes “rompen” la tensión superficial del agua y evitan que éstos insectos floten. 

 

Arbol Energia 2 temporadas copyright

Existen países y lugares del mundo donde no existe una temporada “de lluvias” tan particular como la que tenemos en México. Gracias a la temporada de huracanes, nuestro país se ve recompensado con varios meses de lluvias relativamente frecuentes y constantes que permiten un cambio radical en su paisaje. La vegetación de México está en su inmensa mayoría adaptada a resistir una larga temporada de sequía y a recuperarse durante la temporada húmeda. En cuestión de 2 semanas se puede observar un cambio sorprendente, y toda esa vegetación que había perdido sus hojas, permaneciendo aparentemente “inactiva”, recupera su vigor y se cubre de follaje, en una celebración a la vida que es digna de admirar. Esta foto, de un Encino (Quercus sp.) en un típico paisaje de Bosque de Encino, hace una excelente referencia a este proceso. Tomada en Sierra de Lobos, Guanajuato.

El Tordo Sargento

IMG_0369b copyright

IMG_0385ra copyright

El Tordo Sargento o Red-Winged Blackbird (Agelaius phoeniceus) es un buen ejemplo de lo que se denomina “dimorfismo sexual”. La primera foto corresponde a un macho, con su características manchas rojas y amarillas sobre el ala, como un galardón militar. La hembra (debajo) es mucho más discreta.

!El tamaño sí importa!

Todos sabemos que las Ballenas Jorobadas son grandes, pero en el mar es difícil apreciar su tamaño ya que no existe nada con qué compararlo… ¡Hasta que las ballenas se acercan a las embarcaciones!

IMG_1663a copyright

IMG_8878a copyright

IMG_6143 copyright

IMG_6160a copyright

IMG_1424b copyright

 

Es normal que evitemos a las arañas cuando entramos al bosque y las observamos colgando de sus telarañas, o nos enredamos en ellas. Lo mismo sucede cuando están en casa, y es una reacción instintiva y “natural”, pero igualmente nos hace generalizar que “todas” las arañas son malas o peligrosas.

Para explicar en pocas palabras el tema de las mordeduras de araña y su veneno, y con la firme esperanza de lograr cambiar esa visión borrosa e injusta que se tiene en general de las asombrosas arañas, te invitamos a leer el relato “¡Justicia para las arañas!”

http://relatosdelanaturaleza.org/2014/01/17/justicia-para-las-aranas/

Tal vez éste Relato de la Naturaleza te ayude a mejorar tu relación cotidiana con las incomprendidas arañas!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¡Saltos de libertad!

IMG_4856b copyright IMG_5901a copyright

IMG_1663a copyright

Un Retrato de la Naturaleza: ¡No se llama pavo, se llama Guajolote!

Es un ave orgullosamente Mexicana y fue considerado por los Mayas como un animal sagrado. El Guajolote (Melagris gallopavo) es el único animal doméstico originario del norte del Continente Americano, y fue domesticado por los nativos mexicanos desde épocas prehispánicas. Su nombre mexicano “Guajolote”, proviene del Náhuatl “huexólotl”, que se traduce como “viejo monstruo” o “gran monstruo”, haciendo alusión al gran tamaño del macho y sus exuberantes plumas ornamentales, adornado por una roja y desnuda cabeza, y un trozo de piel que cuelga de su frente, conocido como “moco”. Los mexicas (nativos mexicanos) le relacionaban con el Dios Tezcatlipoca y las deidades del sol y de la vida. Por su parte, en el norte de América, las culturas Apache y Hopi, lo asociaban a prácticas curativas y agrícolas, como un “dador de vida” y partícipe de la creación de la Tierra…

Foto tomada por Manuel A. Aranda Portal

Puedes leer el relato completo en: http://relatosdelanaturaleza.org/2012/11/12/el-guajolote-olvidado-simbolo-mexicano/

La Garza Dedos Dorados

IMG_0739b copyright

IMG_0737a copyright

La Garza dedos dorados (Egretta thula) es un miembro más de la familia de las Garzas. Aunque pequeña de tamaño, su inteligencia le permite capturar presas usando la lógica básica en lugar de la fuerza. Algunos individuos desarrollan técnicas propias de caza, mientras que otros las aprenden por observación y repetición. Esta garza busca plantas flotantes conocidas como “lechuguillas” (Pistia stratiotes) para encontrar su alimento. Tras quedarse inmóvil, sacude vigorosamente con una de sus patas la planta, haciendo que peces e invertebrados salgan de su escondite.

Mejor amigos que rivales

IMG_2290a copyright

 

Muchos de nosotros nos sorprendemos al ver a un perro y un gato jugar y dormir juntos, o un gato cuidando de un pollito. Los animales al igual que las personas, aprenden a vivir en armonía o reprimir sus instintos cuando se les da la educación adecuada desde pequeños. Qué afortunados esta gallina y este gato, al convivir en el campo sin prejuicio alguno. Foto tomada en un caserío escondido en los límites selváticos del norte de Jalisco, México.

 

DSCF0096b copyright

 

Sin duda la Serpiente de cascabel es uno de los reptiles más temido, odiados e injustamente asesinados del mundo. Dondequiera que se le encuentre, ésta sufre un mortal destino, justificado como una forma de “prevenir” su mordedura. Sin duda la serpiente evitará utilizar su preciado veneno, indispensable para comer. En su lugar usará otros métodos de advertencia que, tristemente, los seres humanos suelen ignorar. Se requiere más información y educación, pero también se necesita un poco de voluntad para evitar la extinción de este magnífico animal, así como para lograr prevenir “accidentes” por mordeduras innecesarias.

IMG_7497b copyright

IMG_7507b copyright IMG_7505b copyright

Una lección ejemplar es la que sin duda nos dan estas magníficas aves cuando de responsabilidad se trata. El macho selecciona la ubicación del nido, y proporciona el material para su realización. La hembra por su parte se encarga de darle forma a su gusto y total satisfacción, teniendo siempre la última palabra. Ambos padres incubarán los huevos, atentos a los sonidos que desde antes de salir de su huevo emiten los polluelos, haciéndole saber a sus padres si tienen calor o frío. Los incuban de pie por 28 días, pero cuidarán de sus escandalosos pichones por 75 días, hasta que puedan valerse por sí mismos. La última foto es sin duda un genial ejemplo de la unión familiar que impera en ese nido.

IMG_3900b copyright IMG_2425a copyright

 

La ciencia ficción ha sacado provecho de su extraña apariencia para “crear” seres de otro planeta con sus mismas características: un esqueleto como armadura, una boca compuesta de muchas piezas (y que asustaría a cualquiera), pero sobre todo unos enormes ojos bulbosos montados sobre una cabeza triangular capaz de girar 180 grados sobre si misma. Esta flexibilidad es real, y permite que las mantis tengan una sorprendente visión. Sus ojos estan formados por muchas lentes compuestas que conducen las imágenes hacia el nervio óptico, y son capaces de ver imágenes a color como nosotros. Además, tienen sobre su cabeza tres ojos sencillos que les permiten distinguir entre la luz y la obscuridad. ¡Impresionante!

Manta gigante

IMG_3090b copyright

Dos socios y sus reflejos, en un mar calmo. Alimentándose en la superficie, un magnífico ejemplar de Manta gigante (Manta birostris) asoma en la superficie una punta de sus aletas mientras se alimenta tranquilamente de plancton. Su fiel compañero, una robusta rémora se deja ver, tal vez sorprendido por ese giro inesperado. Tomado en algún lugar de la Bahía de Banderas, México.

DSCF9743b copyright

DSCF9742a copyright

Chysaora hysoscella es una de las medusas más hermosas del Mar Mediterráneo, conocida vulgarmente como Aguamar o Acalefo radiado, o en inglés como “Compass jellyfish” (Medusa brújula). Por ahí debajo se asoma su fiel pececito “pez medusa” o “derivante” (Nomeidae), escondido entre sus urticantes tentáculos. Esta especie de medusa suele evitar estar cerca de otras medusas, y tiene la particularidad de poder cambiar de sexo.

Un salto de vida

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una cría de Ballena Jorobada (Megaptera noveangliae), con tan sólo un mes de edad, más de 1 tonelada de peso y con casi 3 metros de longitud, juega a dar saltos fuera del agua, preparándose para su inminente viaje migratorio hacia aguas más frías. A partir de las 2 semanas, las crías se vuelven muy activas y juguetonas, siempre bajo la mirada protectora de su madre, 5 veces su tamaño. En ocasiones madre e hijo(a) juegan juntos en la superficie. Unos días antes del inicio del viaje, suspenden sus agotadores ejercicios, reservando su energía para el largo viaje, que puede sobrepasar los 1500 Kilómetros. Foto tomada en el área de reproducción y crianza invernal, en Bahía de Banderas, México.

Libertad anhelada

DSCF7135b copyright

Nadie valora más la libertad que aquel que la ha perdido, y nadie la desea tanto como aquel que no la tiene… Este Coatí (Nausa narica) vive con su hermano encerrado como “mascota” en una pequeña jaula, en algún lugar remoto de la Costa de Jalisco, México, donde aún existe la costumbre de mantener animales silvestres como mascotas.

IMG_1082b copyright

 

El Otoño llega y con él inician pequeños cambios en nuestro alrededor, a veces imperceptibles… La naturaleza se prepara para la llegada del invierno y nos regala escenas como ésta, tomada al amanecer en un remanso español. Habiendo cumplido su función vital, éstas hojas se despiden y se preparan para degradarse y convertirse en nutrientes, para finalmente volver a ser parte del interminable ciclo de la vida.

Terror en el mar

IMG_3790b copyright

Los pescados y mariscos son un elemento de gran importancia para la dieta humana, y la esperanza de la humanidad está puesta en nuestros océanos como proveedores “inagotables” de alimentos. Sin embargo no es así, y hay varias cosas de las que todos y cada uno de nosotros deberíamos de tomar en cuenta al consumir productos del mar, pues la mayoría de ellos llegan a su mesa cargados de desoladoras historias de destrucción, abuso y desperdicio…

Ver artículo completo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Una Tortuga Golfina (Lepidochelys olivacea) ha caído entre las enormes rocas que se colocan para construir “espigones” o “rompe-olas”. Estas obras son altamente perjudiciales para la dinámica de las playas y los animales que en ellas habitan, pues además de modificarse las corrientes y provocar erosión, son objetos ajenos a la “memoria histórica” de algunos animales como las tortugas marinas. Ésta tortuga, en búsqueda de un sitio adecuado para anidar, terminó subiendo al espigón y cayendo entre las rocas, resultándole imposible salir de esta trampa mortal. En su intensa lucha por salir, tenía en carne viva una de sus aletas. Fue rescatada y puesta a salvo. Tomada en Puerto Vallarta, México.

IMG_2600a copyright

La Mosca abeja europea (Bombylius major) es una especie de mosca que a primera vista parece una abeja, pero tiene una lengua larga como el pico de un colibrí para chupar el néctar de las flores. Estas, a diferencia de las abejas, no se posan para comer, sino que comen “al vuelo”, como los colibríes. Éstas y otras especies de la familia juegan un papel crítico en la polinización de especies de plantas cuyas flores resultan “inaccesibles” para otros insectos.

Un Retrato de la Naturaleza: Festín de aves en una playa de anidación de tortugas marinas

La anidación de tortugas marinas en las playas es una tarea casi imposible, pues al menos en algún momento ocurre “algo” que pone en peligro la vida de las futuras tortugas marinas. Afortunadamente han previsto estas pérdidas al depositar muchos huevos y así incrementar sus posibilidades de supervivencia. Es así como forman una parte importante en la vida de un sinnúmero de animales, desde invertebrados terrestres y anfibios hasta aves y mamíferos.

En esta fotografía, puede observarse a una multitud de aves de distintas especies que se dan un festín con huevos de tortuga marina expuestos tras una intensa marejada. Tomada en una aislada playa en el estado de Michoacán, México; de suma importancia para la tortuga Golfina y los animales que de ellas dependen para vivir.

Un Retrato de la Naturaleza: Cernícalo vulgar

El nombre común del Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) contrasta con su belleza y majestuosidad. Aunque está catalogado como una de las especies de aves rapaces “pequeñas” de la familia, son extremadamente eficientes en su forma de capturar presas, y más adaptables que los miembros “grandes” de la familia. Eso le ha permitido a ésta especie sobrevivir y estar presente en las áreas rurales y urbanas europeas, aunque su status de riesgo sigue siendo vulnerable.

Tenía días observándolos (a éste y a su pareja) mientras paseaba a mis perros en el campo y los escuchaba al anochecer desde mi terraza. Aproveché que el macho estaba “cazando” saltamontes y pude acercarme lo suficiente para sacarle unas pocas fotos con mi lente de 400mm antes que echara a volar. Aún así, era patente su “desconfianza” hacia los cazadores, pues aunque había tolerado mi presencia a unos 50 metros, echó a volar en cuanto me vio levantar la cámara y apuntarle… ¡Bien por él!

Cuando están ahí, las ignoramos, pero cuando no están, extrañamos su sombra. Lo cierto es que a pesar de no tener ninguna estructura “física” más que el vapor de agua y partículas en suspensión, son únicas, caprichosas y etéreas, como con vida misma. Me encantan las nubes y todo lo que éstas representan para nuestras vidas. ¿Quién no se ha puesto a buscarle forma a las nubes? Este es mi pequeño homenaje a las nubes que son como las personas… ¡No hay ninguna igual!

IMG_1462a copyright

IMG_1484a copyright

IMG_1458a copyright

p8110070b-copyright.jpg

IMG_0185a copyright

IMG_1480a copyright

IMG_0793a copyright

104_0417a copyright

IMG_3715a copyright

IMG_4308a copyright

P1030701b copyright