Archive for noviembre, 2013


Un Retrato de la Naturaleza: ¡No se llama pavo, se llama Guajolote!

Es un ave orgullosamente Mexicana y fue considerado por los Mayas como un animal sagrado. El Guajolote (Melagris gallopavo) es el único animal doméstico originario del norte del Continente Americano, y fue domesticado por los nativos mexicanos desde épocas prehispánicas. Su nombre mexicano “Guajolote”, proviene del Náhuatl “huexólotl”, que se traduce como “viejo monstruo” o “gran monstruo”, haciendo alusión al gran tamaño del macho y sus exuberantes plumas ornamentales, adornado por una roja y desnuda cabeza, y un trozo de piel que cuelga de su frente, conocido como “moco”. Los mexicas (nativos mexicanos) le relacionaban con el Dios Tezcatlipoca y las deidades del sol y de la vida. Por su parte, en el norte de América, las culturas Apache y Hopi, lo asociaban a prácticas curativas y agrícolas, como un “dador de vida” y partícipe de la creación de la Tierra…

Foto tomada por Manuel A. Aranda Portal

Puedes leer el relato completo en: http://relatosdelanaturaleza.org/2012/11/12/el-guajolote-olvidado-simbolo-mexicano/

Anuncios

La Garza Dedos Dorados

IMG_0739b copyright

IMG_0737a copyright

La Garza dedos dorados (Egretta thula) es un miembro más de la familia de las Garzas. Aunque pequeña de tamaño, su inteligencia le permite capturar presas usando la lógica básica en lugar de la fuerza. Algunos individuos desarrollan técnicas propias de caza, mientras que otros las aprenden por observación y repetición. Esta garza busca plantas flotantes conocidas como “lechuguillas” (Pistia stratiotes) para encontrar su alimento. Tras quedarse inmóvil, sacude vigorosamente con una de sus patas la planta, haciendo que peces e invertebrados salgan de su escondite.

Mejor amigos que rivales

IMG_2290a copyright

 

Muchos de nosotros nos sorprendemos al ver a un perro y un gato jugar y dormir juntos, o un gato cuidando de un pollito. Los animales al igual que las personas, aprenden a vivir en armonía o reprimir sus instintos cuando se les da la educación adecuada desde pequeños. Qué afortunados esta gallina y este gato, al convivir en el campo sin prejuicio alguno. Foto tomada en un caserío escondido en los límites selváticos del norte de Jalisco, México.